martes, octubre 17, 2006

Los audiolibros no nos quitan de leer

Llevaba tiempo sin hablar de audiolibros aquí, más que nada porque como todo, va por oleadas y estos días prefería escribir historias curiosas. Es lo que suele ocurrir. Sin embargo, buscando iniformación de nuevo para este tema, he visto, así de refilón, una página latinoamericana cuyo título me parece desafortunado: "Audiolibros, una nueva forma de leer".

Me parece de lo más incorrecto, para empezar, un audiolibro no se lee, se escucha. Es cierto que muchos audiolibros vienen con texto de apoyo, pero eso no tiene mucho que ver con leer. El audiolibro sirve para aprender a entender un idioma, básicamente, aunque también sirva para entretenerse, ya que es como la radio, al fin y al cabo (hubo una época cumbre para los seriales radiofónicos, por ejemplo, cuando La guerra de los mundos...). Para lo que a mi me han servido es para hacer oido, que es como se suele llamar a la parte más importante de el aprendizaje de un idioma, que es la comprensión, y sobre todo, comprender cómo se habla: acento, entonación, ritmo del lenguaje...

Aqui, las personas a las que un audiolibro está dirigido, según los expertos de la página en cuestión:

Por sus características especiales,los audiolibros son el formato ideal para:

-Personas con capacidad personal reducida.
-Personas con carencia de tiempo.
-Estudiantes de español.
-Niños.
-Personas que pasen mucho tiempo en el centro.
-Personas sin habito de lectura.
Desde luego, la quinta opción es original... Yo creo que el audiolibro es un complemento, pero nunca debe ser un sustituto. Pero bueno, yo no soy experto.

Más sobre audiolibros | Audiolibros en la biblioteca de Nueva York, Audiolibros en alemán (gratis), Audiolibros, aprender idiomas y demás

Technorati tags: