jueves, junio 29, 2006

Audiolibros, aprender idiomas y demás

De repente, sin venir a cuento, algo se ha removido en mi y siento la necesidad de dominar dos idiomas extranjeros: el inglés y el alemán. Ya que, por raro que parezca, tengo más idea de hablar alemán (y de entenderlo en el habla) que inglés, mis esfuerzos del principio se centran en el idioma de Shakespeare. Como soy un poco vago, de momento, para visitar las academias de inglés que ofrecen conversación he pensado que las películas en V.O. son el mejor primer paso para vagos. Tengo que aclarar unas cuantas cosas...

Primero: soy vago y no puedo, de momento, permitirme los precios de las buenas academias, de forma que me valga la pena. Más que nada porque quiero sacar el carnet de conducir, algo prioritario dada mi avanzada edad.

Segundo: he dicho V.O. a propósito, ya que no me vale la V.O.S. He comprobado que mi atención por el lenguaje hablado se reduce en un 90% cuando hay subtítulos de por medio: es lógico, ya que no hace falta esforzarse tanto por entender las conversaciones. Subtítulos descartados (tengo una razonable masa crítica de inglés, sino empezaría por los subtítulos, obviamente).

Dicho esto, sigo. No me bastan las películas. La primera razón es que no es la primera vez que las veo: son repetidas. Esto tiene la ventaja de que conozco básicamente el sentido de los diálogos y puedo anticiparme y estar preparado, lo cual es una ventaja y un modo de aprendizaje válido. Ayuda a poner tú de tu parte en el diálogo, lo cual no es malo. La segunda razón es que necesito que mi léxico no se enriquezca excesivamente con tacos y expresiones coloquiales, tirando a chabacanas. Para evitar esto hay una solución múltiple: ver las noticias en la BBC, verlas en la CNN, ver los deportes en Eurosport (versión inglesa o americana) y los audiolibros.

Un audiolibro no es más que una grabación de la lectura de una obra en particular, que bien puede ser una novela, un ensayo, un cuento corto, una noticia,... Normalmente, los locutores son gente con una buena dicción, todo un ejemplo a seguir para quien se esfuerza por comprender un idioma extranjero, repasarlo, pasar el rato, o lo que sea. Eso no quita para que existan audiolibros que toquen más partes del espectro del idioma, como son los diferentes acentos. Para esto quizás es mejor una película, ya que los diferentes actores ponen su acento particular. Para ejemplo, un botón: Christopher Lambert y Sean Connery en Los Inmortales. Por ejemplo.

Curioseando por la red encontré unas cuantas referencias en el tema de audiolibros. Puedo comentarlas con detalle, según las haya visto yo, pero no me voy a enrollar mucho.

La primera página que recomiendo es audiobooks.org. Ahí existen una gran cantidad de enlaces a páginas en donde uno se puede descargar audiolibros en varios idiomas, siendo los más comunes el inglés, el español, el alemán y el ruso. Hay un pequeño problema con los enlaces, ya que la mayoría no funcionan al hacer click en ellos. Por ejemplo, la página de los audiolibros en español (http:// www.spanishbooksellers.com/) no existe, ya que el dominio está en venta. La referencia a Yoyousa tampoco parece funcionar, aunque yo he accedido a la sección audiolibros por otra vía. La pega: son CDs y cassetes, y no hay mp3. Y no es gratis.

Incomprensiblemente, los enlaces a las páginas de audiolibros en alemán tampoco funcionan desde audiobooks.org, pero sí desde Google. Por ejemplo buchundton (Buch und Ton). Eso si, tampoco es gratis.

La página (audiobooks) tiene una sección de enlaces a sitios gratuitos que no está mal. Pero también tiene sus fallos. Por ejemplo, existe una página dependiente de la BBC en la que existen textos y ficheros sonoros con conversaciones, historias o simplemente, voces, de gente de diferentes zonas del Reino Unido. Eso está muy bien, pero hay que tener instalado Real Player para escucharlo. Y no me lo puedo llevar en el reproductor de MP3.

En fin, aún me queda por explorar en este tema, pero de momento ya tengo en mi reproductor 11 de los 12 capítulos de Robinson Crusoe, de unos 40 minutos cada uno, para comenzar la Operación Inmersión (en el inglés). Cuando tenga más datos, los dejaré por aquí, y os presento más páginas.

2 comentarios:

Nandoski dijo...

n esto de audiolibros ya se cansa uno de leer tanto rato y muchisimo mejor oirlos.... pero deceo saber donde puedo bajar audiolibros para aprender dif idiomas gracias por tu atencion...:)

cursos de idiomas dijo...

Muy buen aporte. Aprender idiomas en la actualidad es una herramienta fundamental a la hora de conseguir trabajo. La mayor parte de la oferta laboral calificada requiere profesionales que sepan dominar múltiples lenguas por lo que capacitarse en idiomas abre considerablemente el campo de posibilidades en lo profesional.