jueves, enero 18, 2007

Cosas de la vida: me apunto al gimnasio

Enero es el mes de los propósitos, pero para la mayoría de la gente (incluido yo, por supuesto) todo se queda en eso: propósitos. Pero este año no es lo mismo, porque si habéis seguido el blog este mes, veréis que empecé a trabajar ya el día 2, asistí a eventos deportivos como la presalida del Dakar, voy a sitios donde puedo comprar armas mortales, arriesgo mi físico en maratonianas sesiones de bicicleta, y me afeito al menos una vez a la semana (cosa que no he contado nunca, pero ahí está).

Muchos pensaréis: "¡qué más se puede hacer, es imposible hacer más cosas!". Mal. No es esa la actitud. Ayer me apunté al gimnasio, y sin darme tiempo para arrepentirme, me quedé allí, haciendo cosas. Con lo que me costó (hablando de dinero), ya puedo ir todos los días para que me salga rentable. A hacer bicicleta, cinta y esas cosas, que si no la musculatura se resiente. Por si alguien vive en Madrid y no se ha apuntado a ningún gimnasio, ahí os dejo la dirección del mio, aquí abajo.

Nota: ya confesaré si sigo haciendo estas cosas, o el propósito que fue hecho va a quedar deshecho...

Sitio | Gimnasio Shitokai Ishimi