domingo, septiembre 10, 2006

Lo importante de redactar correctamente

Bush es el mayor desastre de la humanidad
Repasando Microsiervos he recordado un tema que suelo repetir de vez en cuando. Por cierto, enhorabuena desde aqui a los autores del, casi con seguridad, mejor blog español con diferencia por su calidad, cantidad y variedad. Ningún blog profesional de los que conozco le llega a la suela... Vamos al tema.

El caso es que cada vez más asistimos a errores de redacción que, o bien no son detectados por los redactores jefe, o bien no son detectados por los editores. Recordemos que editor significa (según la RAE):

1. tr. Publicar por medio de la imprenta o por otros procedimientos una obra, periódico, folleto, mapa, etc.
2. tr. Pagar y administrar una publicación.
3. tr. Adaptar un texto a las normas de estilo de una publicación.
Además de (1), también existe (3), que yo creo que es la definición menos implantada últimamente en las mentes de los directivos de las publicaciones.

Existen muchísimos blogs, quizás demasiados. Bueno, seguro que demasiados. Sin haber hecho un estudio acerca del tema, me juego lo que queráis a que el 80% de los blogs no aportan contenido original, ni siquiera en parte, y a que el 90% de ellos no siguen unas mínimas normas de estilo, a saber: respeto absoluto a la ortografía; frases gramaticalmente correctas; un mínimo de visibilidad (hacer párrafos cortos, sin agobiar con frases kilométricas); pequeñas costumbres a la hora de acoplar foto al texto, etcétera.

Puede parecer un rollo preocuparse de todo esto, incluso puede parecer que quita espontaneidad al blog. No es así, el lenguaje es suficientemente rico como para representar cualquier cosa que queramos expresar (aunque Ortega opinaba que no, yo no voy a contradecirlo. Simplemente digo que, salvo para cuatro en todo el mundo, el lenguaje es suficiente para expresar lo que tienen que expresar) y no hace falta espectacularizarlo con giros prohibidos, abreviaturas, etcétera.

Y aún diría más, siendo algo listos, ya que queremos que Google que todo lo puede nos indexe facil y eficazmente, lo más lógico es que nos esforcemos por gustarle. El texto que queramos que Google lea, debería ser correcto si no queremos acabar cargándonos lo poco que queda del lenguaje, y además, si hablamos de algo real, seguramente estará originalmente bien escrito. De estas y otras cosas relacionads con posicionamiento en buscadores hablaré en otro momento y, probablemente en otro lugar.

De momento, ahí queda dicho, escribir bien no cuesta más que escribir mal, y además conseguiremos que lo que queramos contar sea entendido por la gente que lo lee. Que es muy molesto leer descifrando, ¡hombre ya!