sábado, febrero 24, 2007

La naranja mecánica



Pulsa Play, chatin...



Por fin puedo decir que he visto La naranja mecánica, una película tras la que llevaba un montón de tiempo y que por fin he disfrutado. Las expectativas que tenía quedaron bien superadas por una película increíble. Supongo que muchos de vosotros (sino todos) la habréis visto ya, y no voy a ser yo el que descubra nada nuevo.

Me ha encantado el tema central de la película, que para mi no es otro que el dilema moral que supone el control de las personas, ya sea directa o indirectamente. Al fin y al cabo, el experimento al que someten al protagonista no es más que un condicionamiento ante determinados impulsos, directo, mientras que habría que discutir si no estamos nosotros condicionados indirectamente por la publicidad, la moda, la política, la televisión.

Me ha encantado, en general todo, la ambientación, la puesta en escena, la actuación del protagonista, la banda sonora. Frente a quien me ha dicho que era demasiado desagradable, no lo creo. Es más, hay muchas cosas más desagradables que ocurren todos los días en todo el mundo, pero que no vemos de una manera tan detalada como en la película. Si nosotros supiéramos...

Technorati tags: