viernes, diciembre 15, 2006

Moleskine, tus notas con estilo

Todo el mundo tiene alguna locura, capricho, cosa que no es capaz de explicar... A mi me ocurre con los cuadernos de notas y los libros de bolsillo. Sin ir más lejos, hoy mismo me he comprado un cuaderno Moleskine muy chulo, con sus tapas duras (aunque yo prefería que fuese más manoseable), su goma elástica para cerrarlo y sujetar las páginas, y su marcador de páginas.

¿Por qué precisamente con los cuadernos o los libros de bolsillo? Ni yo mismo lo se, pero me encantan. Tener un cuaderno de notas en blanco me encanta, y más si son así de curiosos como el que me compré. Si habéis visto Indiana Jones y la Última Cruzada, el diario del Grial del padre de Indy es lo que yo podría llamar mi cuaderno preferido. Estoy deseando encontrar uno parecido, de tapas medio blandas...

Con los libros de bolsillo, casi me pasa lo mismo. Normalmente si me compro un libro, es por su contenido, claro. Pero a veces, a veces, los compro por su forma. Porque son manoseables, son algo viejos o porque me gustan en conjunto. Ya lo dije antes, cada uno tiene sus manías, ¿es tan rara esta? ¿Cuál es vuestra manía? Por cierto, el cuaderno de la foto es el cuaderno de esbozos de Vincent van Gogh, que se conserva en el museo van Gogh de Amsterdam.

Para visitar | Moleskine Art, historias acerca de estos cuadernos
Sitio oficial | Moleskine

Technorati tags: , ,

4 comentarios:

Gabriel Viso Carrera dijo...

Totalmente de acuerdo. El Diario del Grial del Doctor Jones es el mejor gadget de la historia del cine. Sobre todo con sus papelotes añadidos y los recortes de otros cuadernos, agrupados entre las páginas.

zyphius dijo...

aunq tb tengo una especial debilidad por las libretitas cucas, sin duda, mi mayor histeria consumista la concentran los calcetines de colores ^^

Anónimo dijo...

supongo que deberias echar un vistazo a esto ;)
http://www.indianajones.es/foroindy/viewtopic.php?t=9465

Anónimo dijo...

y a esto tambien :)
http://www.cuernavilla.com/diario-del-santo-grial-holy-grail-diary-p-666.html