jueves, octubre 19, 2006

Sabre Wulf, del principio al final


Uno de los juegos que más he disfrutado cuando tenía el Sinclair Spectrum +2A, hace ya... muchos años, es sin duda Sabre Wulf, de Ultimate (Play the Game). Este juego de 1984 me sorprendía por su colorido, su jugabilidad (era dificil, pero no tanto), y popr lo largo del decorado. El argumento, básicamente, era reunir las cuatro piezas de un medallón perdido que abrirían las puertas de una Caverna, situada en alguna parte del decorado.

La tarea no sería nada facil ya que Sabreman (el protagonista) debería enfrentarse a lagartos, arañas gigantes, rinocerontes, nativos agresivos y al Lobo, inivencible e incansable. Como ayuda, podría utilizar las plpantas que crecen en la jungla, pero ¡cuidado! No todas eran de ayuda, pues alguna variedad provocaba parálisis momentánea.

Horas y horas delante de la pantalla de un juego que hoy parecerá de risa, pero que es uno de los mejores históricos que existen. Y Ultimate, una de las mejores compañías (ahora reconvertida en... no se, cuando estaba informado, los creadores habían creado Rare Software).

Technorati tags: ,