viernes, octubre 13, 2006

El ingeniero... ¿gafe?

La labor de un ingeniero, se supone, es la de resolver problemas. Esto puede parecer abstracto y demasiado general, y de hecho lo es. Lo que ocurre es que a veces los ingenieros se plantean a si mismos problemas, con lo cual la cosa se hace bastante concreta. Bueno, parece que estoy divagando un poco de más...

Thomas C. Midgley fue un ingeniero mecánico de profesión, y químico autodidacta. Nació en Ohio en 1889 en una familia con tradición ingenieril (un antepasado suyo trabajó con James Watt -el de los watios- en el motor rotativo) y durante su vida firmó un total de 117 patentes. Sus principales intereses dieron lugar a lo que creo que es una de las causas más fuertes de la contaminación actual: el desarrollo de los CFC, y de la gasolina con plomo.

Leer más...


En la década de los años 20 del siglo pasado, los circuitos de refrigeración (como los que se utilizan en las neveras) utilizaban materiales tóxicos e inflamables, que debido a las fugas de los propios circuitos eran responsables de muertes que podían ser evitadas encontrando el material adecuado para su funcionamiento. Además, otro problema que atrajo la atención de Midgley era la trepidación de los motores de combustión (por ejemplo, los que alimentaban los genereadres eléctricos, o los motores de los coches).

Midgley desarrolló los compuestos químicos que hoy conocemos como CFC's, el tetraetilo de plomo y el freón, causantes entre otras cosas de la destrucción de la capa de ozono. Esto, que fue un buen invento para lo que se diseñó (refrigeradores y motores), resultó ser nefasto para el medio ambiente. Esa es una de las razones de que me refiera a Thomas Midgley coomo ingeniero gafe.

La otra razón es bastante diferente, y no tiene mucho que ver con la ciencia ni con el medio ambiente. Al final de su vida, Midgley contrajo la polio. Por si no lo sabéis, la polio o poliomielitis es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central. En su manifestación aguda la polio provoca la inflamación de las neuronas motoras y lleva a la parálisis (si es muy grave provoca parálisis permanente). Por manifestarse más habitualmente en los niños, a esta enfermedad se la conoce también como parálisis infantil.

Como anécdota, el presidente Theodore Delano Roosevelt (EEUU) se contagió de polio posiblemente por nadar en las aguas estancadas de un lago de New Brunswick, en unas vacaciones.

Pues bien, para no irme por las ramas, Midgley contrajo la polio, lo que lo dejó totalmente paralizado y en silla de ruedas. Como ingeniero, y para facilitar y dotar de mayor comodidad a sus horas de sueño, diseñó y construyó una máquina basada en poleas motorizadas que le permitían darse la vuelta en la cama de forma autónoma. La mala suerte quiso que en 1944, Thomas se quedase enredado en las cuerdas de su invento y muriese estrangulado. Murió, así, sin llegar a saber el daño que estaban infringiendo al medio ambiente los dos productos que desarrolló en vida.

Fuentes

Technorati tags: ,